Estilo de vida eco friendly

Desde que nacimos hasta el momento en que partimos, somos testigos de los cambios que se presentan en nuestra tierra, algunos son naturales y muchos son producidos directa o indirectamente por nosotros.

El daño que se le ha hecho al planeta es enorme. Y muchos hablamos de que es muy probable que estemos en un camino sin retorno. El caso es que lo hecho, ya esta hecho, el daño ya esta allí y lo mejor que podemos hacer es no seguir dañando.

El problema es grande y serio y muchos se lo están tomando a la ligera, el dinero no se come, ni puede comprar una buena salud.

Algunos seguramente piensan, de que vale hacer un esfuerzo si los más grandes contaminadores del mundo siguen haciendo de las suyas. Pero es necesario que empecemos por algo.

Nuestro planeta ha demostrado durante esta pandemia, que si le damos la oportunidad, su capacidad de recuperación será asombrosa. No vamos a decir que se erradicará toda la contaminación, la idea es disminuir el impacto que cada uno de nosotros tenemos en la tierra y alcanzar un equilibrio con el planeta.

¿Has oído hablar sobre la huella ecológica?

La huella ecológica se define como «el área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistema acuático) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población definida con un nivel de vida específico indefinidamente, donde sea que se encuentre esta área»(1)

«Todos los seres humanos, las plantas y animales del planeta requieren de alimento, energía y agua para crecer y vivir. En el caso del hombre, la cantidad de recursos que utiliza depende de su estilo de vida. »

Una cuarta parte de la superficie terrestre se considera productiva, de las cuales 12.600 millones de hectáreas (ha) son consideradas como tal. Estas incluyen áreas marinas y tierra firme. Solo el 10% de este total se reserva para otros seres vivos, lo que nos deja con un total de 11.340 millones de hectáreas disponible.

Al dividir esta cifra entre la cantidad de habitantes del planeta se obtendrá que a cada persona le corresponde alrededor de 1.7 ha, de las cuales 0.25 ha serían de uso agrícola; 0.6 de prado; 0.6 de bosque y el resto estaría destinado a terrenos modificados (ciudades, carreteras, fábricas, monocultivo, entre otras)(2)

Las personas que habitamos en ciudades tenemos un impacto más grande que una persona que viva en el campo porque desperdiciamos muchos recursos, consumimos alimentos que son traídos desde otros estados o países, utilizamos el auto en exceso, producimos mucha basura, desperdiciamos demasiada agua.

Y a muchos nos vale. Creemos que no nos pasará nada, que los que vienen tendrá que asumir las consecuencias. Primero, es un pensamiento muy egoísta, segundo, lo vas a vivir, en cualquier momento. De hecho, ya lo estamos viviendo, nuestro planeta esta en decadencia y nosotros vivimos en él. Es como ver tu casa llena de basura, hundiéndose y deteriorándose y no hacer nada. Hay que ser responsables de nuestras acciones y del daño que estamos produciendo.

Esta de nuestra parte dar pequeños pasos que produzcan grandes beneficios para todos. El estilo de vida eco friendly, se trata de disminuir el impacto negativo que producimos al ambiente con nuestros hábitos.

¿Como podemos iniciar un estilo de vida eco friendly?

Lo primero es estar conscientes del impacto que tenemos. Te recomiendo realizar el test de huella ecológica para que tengas una idea de que tan grande es tu huella ecológica y trabajar en base a eso.

No se trata de verte obligado a cambiar tus hábitos de la noche a la mañana, eso no va a pasar, debes dar un paso a la vez, adaptarte en ese proceso, hacerlo parte de tus hábitos y de tu estilo de vida. Así cuando des el siguiente paso, ya habrás superado el primero y no te veras abrumado por los cambios.

estilo de vida eco friendly

Inicia con pequeños cambios en casa

Practica el ahorro energético

El ambiente te lo agradecerá y tu bolsillo también. Cambia a iluminación LED, estos producen menos calor y tienen un tiempo de vida mucho mayor que una bombilla tradicional.

Apaga los aparatos eléctricos que no estés utilizando.

Si puedes iluminar una habitación con luz natural, aprovéchala hasta que te veas en la obligación de encender las luces.

Deja secar la ropa al aire, cuando esto sea posible.

Comprar a granel

Cada vez que vamos a un supermercado es común encontrar envases de plástico donde incluso solo tienen un producto. Se ve mucho con la fruta. Si evitamos este tipo de compras, disminuiremos la cantidad de plástico en nuestros hogares.

Cuando vayas de compras puedes optar por llevar tus propias bolsas o bolsas de tela, tienen mayor resistencia y duran mucho más tiempo.

En muchas ocasiones es inevitable el plástico en nuestras compras. Muchos de nuestros productos alimenticios vienen en este formato. Puedes reciclar estos envases y darles un uso.

Recicla todo lo que puedas

Aprende a clasificar tus residuos para sepas que puedes hacer con ellos, a donde puedes llevarlos y como separarlos. En muchos países y ciudades, hay puntos de reciclaje con contenedores para diferentes residuos. Infórmate.

Residuos orgánicos

La mayor cantidad de residuos que se producen en una casa, generalmente vienen de la cocina. Y un alto porcentaje, son residuos orgánicos. Si tienes un pequeño jardín, puedes optar por hacer tu propio compost con los residuos de tu cocina.

Llevar un estilo de vida eco friendly, no es difícil, poco a poco puedes adaptarte a estos cambios y poner tu granito de arena. No solo estarás ayudando al medio ambiente, estarás mejorando tu salud.

Bibliografía

1.- Rees, W. y Wakernagel, M. (1996). Our Ecological Foot-print: Reducing Human Impact on the Earth.
New Society Publishing.

2.- Martínez, R. (2007). Algunos aspectos de la huella ecológica. InterSedes: Revista de las Sedes
Regionales, VII (14), 11-25. Enlace aquí

Imagen destacada: Foto de Naturaleza creado por freepik – www.freepik.es

Imagen 1: Foto de Mano creado por freepik – www.freepik.es

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Si te gusto, comparte...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *