La depresión y yo

La depresión y yo

De vez en cuando y de cuando en vez como cualquier persona, la depresión y yo tenemos un pequeño encuentro. En ese momento veo el mundo con una realidad distante y me aquejan cosas comunes que normalmente haría sin problemas, me olvido como persona y como mujer.

Veo el tiempo pasar, pero yo sencillamente no camino. Es como una película que pasa ante mí, la película de mi vida y ella sigue andando, sin mí. El tiempo no se detiene. En ocasiones quieres llorar y no sabes por qué, solo pasa. Te sientes vulnerable, frágil y tímida. Me pasa cada cierto tiempo y como cada cosa que puede afectar mi vida, me tome el tiempo para analizar la situación.

¿QUÉ ME ESTÁ PASANDO?

Desde hace mucho tiempo tengo conciencia de que la salud mental es tan importante como la salud de tu corazón. No puedes sencillamente dejarlo pasar. Observe que “me daban estos momentos de depresión”, en tiempos específicos. Comencé a asociarla con los cambios hormonales producto de mi ciclo menstrual. Me di cuenta de que se produce el mismo efecto en cada fase de mi ciclo, mi actitud ante la vida cambia, claro, no siempre me deprimía, algunas veces solo me sentía un poco baja de ánimos.

Sin embargo, en esas ocasiones, donde me veo en lo profundo de un hoyo y solo quiero acurrucarme y quedarme allí en la sombra. Empiezo a ver mi vida. Ser frágil y vulnerable no fue algo que me enseñaron, hay que ser fuerte e independiente. Los problemas personales, son personales, nadie más tiene que saberlo. Hoy en día me doy cuenta el daño que hacen estas expresiones. Si te sientes mal, hablar con alguien puede aliviarte, escuchar otros puntos de vista de esa situación puede mostrarte algo que tú no estás viendo.

Sad woman crying

ESTAR VULNERABLE Y SENTIRTE FRÁGIL DE VEZ EN CUANDO NO ESTA MAL.

Llorar es NECESARIO. No permitas que NADIE te diga que no puedes hacerlo. Es lo peor que pueden hacerte, no te lo guardes, no sabes el daño que te haces. Si quieres llorar, llora, así como si te dan ganas de reír, ríes. Te sentirás mejor después de eso.

Y LUEGO, ¿QUÉ SIGUE DESPUÉS DE LA DEPRESIÓN? ES LA PREGUNTA QUE ME HAGO.

Y entonces pasa algo, una música, una palabra, una imagen, cualquier cosa hace clic en mí, y es en ese momento que me miro al espejo y pienso “Ya caí en el fondo del hoyo, y ya estoy cansada de estar aquí”. Solo queda salir. Comienzo por dedicarle tiempo a mi rostro, el pobre queda como un estropajo, se llena de puntos negros y espinillas, así que lo primero en mi rutina es hacerme una limpieza súper profunda al estilo coreano, mi pobre cabello rizado también sufre estragos, en el momento el aceite de coco es mi salvavidas, ya no tuviera cabello de no ser por ese aceite.

Procuro mejorar mi alimentación, y algo sumamente importante que es un gran aliado para cambiar el estado de ánimo, el ejercicio, es una de las mejores cosas por hacer cuando se está en ese estado. No importa si es trotar, si es yoga, si vas al gym o solo sales a caminar, es increíble lo que puede lograr sudar un poco, con tres días a la semana es suficiente para sentir la diferencia, sumándole una mejora en la alimentación el cambio sera enorme y no solamente para tu estado anímico, te sentirás mejor físicamente, veras como tu salud va mejorando de manera progresiva.

Algo que también te produce una gran mejora es hacer lo que te guste, aunque sea por un rato. La mayoría de las veces cuando paso por esta fase depresiva resulta que por un tiempo he dejado de hacer las cosas que me llenan, mis hobbies y pasatiempos, a veces estar solos, con nosotros mismos tomando un café, viendo el alrededor, bailando, leyendo o sencillamente pintándote las uñas sola, siendo tú sin nadie que te juzgue, que te altere, es sencillamente renovador.

Si vives con tu pareja, tomarse un tiempo es primordial, cada uno necesita su espacio, darse tiempo para extrañarse y tener alguna novedad que contar, es increíble lo bien que hace ir a tomar un café con tus amigas, pasar un fin de semana alejados y luego volver con las energías renovadas y las pilas cargadas, para seguir la rutina que muchas veces si nos dejamos, puede consumirnos lentamente.

IMPORTANTE: Si no puedes recuperarte de esta situación, si te resulta muy difícil y hasta imposible salir de ese hoyo oscuro en el que estas, busca ayuda profesional. No está mal buscar ayuda psicológica. Tu salud mental es sumamente importante, atenderte a tiempo puede salvarte. La depresión es un problema serio.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Si te gusto, comparte...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *